jueves, 12 de enero de 2017

'Watchmen' (Novela Gráfica 1986-1987) - ¿Quién vigila a los vigilantes?

Antes de nada, aclarar que Watchmen es la primera novela gráfica que leo, mi única relación con el mundo cómic habían sido los tebeos de 'Mortadelo y Filemón' y 'Zipi y Zape'. Probablemente habrá gente por ahí que sepa mucho más que yo del tema, ni siquiera se si uso los términos novela gráfica y cómic de forma correcta… perdonen señoras y señores fans del cómic. Pero es que este libro me ha impactado tanto que creo que se merece inaugurar esta sección que amablemente me han cedido.


En 1986, Alan Moore creó y Dave Gibbons dibujó, la serie de cómics que cambiarían el rumbo del género. Watchmen fue el primer y único cómic en la historia de la humanidad en conseguir el premio Hugo (premio que se concede a novelas de ciencia ficción y fantasía) y la verdad es que entiendo por qué. Watchmen es mucho más que unos dibujos; la prosa excelente y los dibujos de narrativa brillante la convierten en una novela más que recomendable.

Pero ¿de que va Watchmen? La historia está ambientada, mayoritariamente, en el Nueva York de los años 80, época en la que Estados Unidos está al borde de una guerra nuclear con la Unión Soviética. Hasta aquí todo parece normal, muy parecido a lo que realmente se vivió en esa época, la diferencia con nuestra realidad es que en el mundo de Watchmen los superhéroes son reales. Pero reales de verdad, personas normales y corrientes cuyo superpoder es haber entrenado mucho, saber de tecnología o ser muy listo (a excepción del Dr. Manhattan, el único que tiene superpoderes en el sentido clásico de la palabra). Estos superhéroes campaban a sus anchas por el mundo hasta que una ley hizo que no pudieran actuar como vigilantes a no ser que trabajaran a las ordenes del gobierno.

La trama comienza cuando El comediante es asesinado por un hombre misterioso. Rorschach (un vigilante al margen de la ley) empieza a investigar este asesinato. Un caso que se va complicando cada vez más dejando a la vista oscuros secretos y que lleva a un final impactante. 

Cuenta con una profundidad que no esperaba en un relato de este tipo, todos los personajes tienen un trasfondo y aportan algo a la historia. Y, sobre todo, destaca la idea de que el mundo no es ni blanco ni negro, hay muchas tonalidades de gris y todas se dejan ver en Watchmen. Este cómic habla sobre superhéroes, se podría decir que los ensalza pero también nos plantea una pregunta que lleva a la crítica… ¿Quién vigila a los vigilantes? También se incluye una crítica social: nuestro afán por crear ídolos a los que poder seguir hasta que un día nos aburrimos de ellos o perdemos la fe y los convertimos en mitos caídos. 

Un detalle que me ha gustado mucho es que dentro de la historia se inserta otra historia. Un adolescente lee el cómic Relatos del Navío Negro sentado cerca de un quiosco. Esta metahistoria se entrelaza con la historia principal de una manera increíble. Tampoco quiero olvidarme de los dibujos de Dave Gibbons. El cómic es como un storyboard, pero un storyboard de una película perfectamente dirigida; las transiciones, la forma en que se mezclan los planos, el detalle… todo es una maravilla. 


Me ha parecido un cómic muy real, a pesar de que, vale, hay superhéroes. Se tratan aspectos de la vida y de la sociedad que estaban y están a la orden del día. Reflexiona sobre el poder, la política, el papel de la mujer, la moral… Una obra intensa, crítica y, sobre todo, muy humana.


Watchmen (Recopilación en novela gráfica)
Autores: Alan Moore / Dave Gibbons
Primera edición: septiembre de 1896
Última edición: octubre de 1987
Editorial: DC Comics



Mi blog: https://meriendaconcafe.wordpress.com / Twitter: @nhaipailin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada